Los sueños siempre llegan, la mayoría de las veces es sólo cuestión de tiempo

Los sueños siempre llegan, la mayoría de las veces es sólo cuestión de tiempo

Testimonio de Mónica y Giovanni

Me entere de este Sistema de Cuidado de la Fertilidad a través de una amiga que lo estaba practicando.Mi marido y yo estábamos buscando el segundo bebé, que tardaba en llegar. Nuestra hija Isabella tenía cinco años, y habíamos sufrido una pérdida espontánea en 2016. Yo soy portadora de una trombofilia.

Habíamos probado ya varios métodos. Hicimos estimulación ovárica con medicamentos y luego monitoreo ovulatorio en tres opotunidades. También habíamos utilizado un monitor de fertilidad inteligente, llamado “Lady Comp”, por 6 meses, para detectar la ovulación a través de la medición de la temperatura basal.

Cuando decidí ir a conocer el método, en febrero de 2017, fui con mucha esperanza. Acudí a la cita con mi marido. Yo le sugerí, él me apoyó, y la verdad que ambos decidimos hacer la primera visita juntos. En la Sesión Introductoria, al conocer más acerca del método, salimos bastante conformes y decidimos probar.

Desde el principio me sentí muy contenida por la “Practicioner” (así es como llamamos a la Profesional que enseña el Modelo Creighton), y también me sentí acogida por la doctora, las pocas veces que la visité.

Al comienzo del aprendizaje del método me sentí un poco confundida respecto a los procesos y las distintas variantes. Pero luego de unos meses ya comprendí cómo realizar el auto-monitoreo de los marcadores, y se volvió una rutina muy sencilla.

Aprender este Sistema de Apreciación de la Fertilidad a mí me ayudó a conocerme realmente, mis ciclos, los cambios que se producen en ellos.

Me quedé embarazada en julio de 2017, y Battista nació el 17.02.18.

Esta experiencia cambió mi visión sobre la fertilidad e infertilidad. Cambió muchísimo la forma de verme a mí misma. Me ayudó a valorarme más, a saber que siempre fui fértil, que no tenía ningún tipo de problema. Luego de haber realizado otros tratamientos complejos sin éxito (sin lograr el embarazo) comprendí que sólo necesitaba conocerme más y conocer mi cuerpo y su funcionamiento.

Cada vez que tengo la oportunidad comparto mi experiencia. Estamos en una época en que muchas parejas pasan por dificultades para embarazarse, y en la búsqueda se somete a un montón de tratamientos no solo costosos sino desgastantes como pareja. Si bien siempre pensé que cada uno es libre de tomar sus propias decisiones en cuanto a la forma de llegar a la maternidad, creo que la NaProTECHNOLOGY es una excelente alternativa para conocerse y de esa manera poder lograr un embarazo con mucha más naturalidad. Es solo cuestión de tiempo.

Cuando se confirmó mi embarazo, y después también, cuando nació mi bebé sentí un agradeciendo inmenso a Dios por darme la oportunidad de poder vivir la maternidad nuevamente. Una alegría inexplicable. Si bien nosotros ya teníamos una hija, este segundo bebé fue muy esperado, y anhelado por toda la familia.

Hace poco, al terminar el período de lactancia, mi marido y yo decidimos empezar a buscar otro embarazo, y optamos por volver a utilizar este método.

Es más, creo que ya lo haré mientras dure mi fertilidad, ya que es un método práctico y efectivo de planificación familiar natural, cuando uno lo termina de comprender.

Creo que como todo en la vida, los sueños siempre llegan, la mayoría de las veces es cuestión de tiempo, por supuesto perseverar en la búsqueda, mucha convicción, y  oración, porque para Dios nada es imposible. Sólo que muchas veces nuestros tiempos son distintos a los suyos, y tenemos que aprender a esperar.