Pasos de Fe

Gracias a Dios llegó el día en que también podamos escribir mi esposa y yo nuestro testimonio. Recuerdo que en nuestra primera consulta con la Dra. Angélica Sarmiento le había dicho que llegaría el día en que también contaríamos satisfactoriamente nuestro testimonio. Muchos de los testimonios que habíamos leído nos impulsaron a realizar la primera consulta con mucha confianza en que Dios estaba guiando nuestros pasos hacia la Dra. Angélica para conocer este maravilloso y asombroso método de CREIGHTON y la NaProTECHNOLOGY. Ahora nos encontramos frente al monitor mi esposa Noemí, nuestra princesa hermosa, la dueña de nuestros corazones, Abigail y yo, William, un padre que está y estará eternamente agradecido a Dios por haber contestado nuestra oración.

Estamos escribiendo nuestro testimonio con una alegría que con palabras no podemos describir. Dios nos bendijo con una niña maravillosa,
hermosa, llena de vida, totalmente sana.

Hemos pasado por tres abortos espontáneos. El primero fue de gemelas. Ya se imaginarán el dolor de las tres pérdidas. Sólo Dios sabe por todo lo que hemos pasado, pero Él lo permitió en su soberanía. Él es quien da y quien quita como declara la Biblia. Luego de estas tres pérdidas empezamos los miles de estudios que nos pedían. Fuimos con una Dra. especialista en fertilidad, nos pidió miles de estudios cuyos resultados gracias a Dios salieron bien. Con más razón nos preguntábamos qué era lo que pasaba. Si todo estaba bien ¿porqué las pérdidas? Luego nos derivaron a una genetista, quien también nos pidió varios estudios.

Gracias a Dios todos los resultados salieron bien. Luego fuimos a un hematólogo. Vió todos los resultados, no encontró explicación a los
abortos recurrentes, y al finalizar la consulta nos dijo: -“pueden buscar otro bebé, pero desde el primer día del embarazo debe aplicarse
HEPARINA”-. En realidad esta respuesta nos fue muy amarga, primero por el costo que implicaría usar esta droga; segundo porque debía inyectarse todos los días. Mi esposa salió llorando de la consulta, no entendíamos porqué sin ningún diagnóstico nos habían dado esa indicación.

En esos días estuvimos muy angustiados, solo nos quedaba orar a Dios y que Él nos guiara. Fue así que una Doctora amiga compartió en Facebook la foto de la Dra. Angélica con una hermosa beba en sus brazos contando como testimonio que después de tres abortos espontáneos la beba había nacido. Entonces entendí que era la respuesta a la oración que estábamos haciendo con mi esposa. Yo estaba camino a casa en el colectivo y no dude en llamar y pedí un turno para la consulta. Fue así que llegamos con la Dra. Angélica quien nos transmitió una gran paz desde el primer día, y nos derivó con la Practitioner Lic. Andrea Zacarías, quien fue nuestra guía en el modelo CREIGHTON, y quien con mucha paciencia y profesionalismo nos instruyó en este método.

Ahora estamos gozando del fruto de este sistema de cuidado de la fertilidad. Es eficiente, es el más económico y el que ha dado resultado.
Estamos muy agradecidos a nuestro Padre Celestial por haber contestado nuestra oración guiandonos hacia iCare. Nuestro Dios ha sido y seguirá siendo fiel.

Yo que hago dar a luz, ¿no haré nacer? Dijo Jehová. Yo que hago engendrar, ¿impediré el nacimiento? Dice tu Dios. Isaías 66:9